Atocha: el revés de la luz

OBRA DE TEATRO

24

septiembre
Dramaturgia y dirección
Colaboración especial
Ayudante de Producción
Diseño de vestuario
Diseño de escenografía
Diseño de Luces y Espacio Sonoro
Diseño gráfico
Maquetación Dossier
Comunicación y Difusión

DESCARGA DOSSIER
  El 24 de enero de 1977 tres pistoleros entraron en el despacho de los abogados laboralistas de la calle Atocha, 55; dispararon a las nueve personas que estaban allí esa noche y mataron a cinco de ellas, partiendo en dos la vida de las otras cuatro supervivientes. El hecho, además de marcar sus vidas, marcó también la de una España en plena efervescencia predemocrática. La respuesta pacífica y masiva del pueblo en la calle posibilitó un clima de reivindicación de paz y entendimiento que desembocó en las elecciones generales de 1977 y el desarrollo de la Transición.
Cuarenta y dos años más tarde, solo uno de los cuatro supervivientes continúa con vida. Se trata de Alejandro Ruiz-Huerta, que nunca más volvió a ejercer la abogacía tras el atentado y que solo muchos años después pudo volver a sentarse de espaldas a la puerta.
Escrita a partir de numerosas lecturas y entrevistas personales con el propio Alejandro, “Atocha: El revés de la luz” nos muestra la vida del abogado antes y después del atentado, incidiendo especialmente en sus esfuerzos por superar el trauma de haber sobrevivido, narrar su experiencia y recuperar la normalidad en una sociedad que ya no volvería a ser la misma.
 

Se estrena el 19 de enero en el Teatro del Barrio.

 

Por qué es importante para mí

Es importante para mí porque me invita a la reflexión sobre un período que nunca he estudiado dentro del sistema académico, sino siempre a través del relato cultural y de los medios de comunicación, de modo que es una oportunidad de profundizar en esa etapa histórica fundamental para entender nuestro presente.

Por qué es importante para los demás

Es importante para los demás porque es un episodio histórico relevante de nuestro país. Diversos análisis coinciden en que la reacción del pueblo tras los atentados, seguida por el propio rey desde un helicóptero, fue decisiva para la llegada de la democracia. Sin embargo, he observado que muchas personas jóvenes muestran un total desconocimiento de los hechos.

Por qué es especial y diferente

Es especial y diferente porque se centra en la figura del último superviviente que queda vivo a día de hoy, todavía marcado por el trauma del ataque, y porque por primera vez trata el tema a través de una obra de teatro.

Qué deberá producir en el público

En el público deberá producir el efecto de espejo en el que se miren dos generaciones: aquella que vivió la Transición y la que nació ya en Democracia.

Sobre el título

El título de la propuesta es “ATOCHA: El revés de la luz”. Pretende reflejar el esfuerzo colectivo que hay detrás del período democrático que vivimos, ese revés que muchas veces queda fuera de la vista de las generaciones actuales.

 

Consideraciones finales

El atentado de Atocha fue un acontecimiento determinante en nuestra Historia reciente. A pesar de que periódicamente hay actos y homenajes en recuerdo de las víctimas, a estos eventos asisten sobre todo personas que vivieron durante aquella época, y suelen cerrarlos con la frase de Paul Éluard que dice que si el eco de su voz se debilita, pereceremos. Sin embargo, el desconocimiento que muestran personas más jóvenes acerca de los hechos hace temer que ese eco efectivamente se está debilitando. Con este proyecto pretendo generar un punto de encuentro entre varias generaciones que sirva para visibilizar un relato fundamental de nuestro país y que ponga en valor para los jóvenes el gran esfuerzo colectivo de sus predecesores. Contar con el apoyo y el testimonio de primera mano del propio Alejandro Ruiz-Huerta, superviviente del atentado, supone una oportunidad extraordinaria que dota al proyecto de un enorme interés.